Los problemas de las empresas de preimpresión


La empresa para la que trabajo tiene un proveedor de clichés un tanto peculiar. Este proveedor tiene una página de internet, cómo no, pero la descubrimos no hace mucho y es de risa. No porque en la página pongan bromas, si no por la definición que hacen de su propia empresa en ella. Esta entrada podría llamarse “cuándo saber que has de cambiar de proveedor de clichés”, pero decidí llamarla de esta manera porque yo sólo doy mi opinión; quizás a otra gente le vaya bien con ellos.

En esta página se definen como referencia en Andalucía de las empresas de preimpresión. Creo que cualquier empresa que se defina como referente pierde un poco la credibilidad. Bueno yo os diría que si ésta es la referente en Andalucía, deberíamos pedir los clichés a otra comunidad, o al extranjero. El texto de presentación sigue comentando sobre sus equipos y personal, de los que dicen ser muy buenos.

Esto me recuerda, que hace poco recibí unos clichés para realizar una impresión de unas bolsas a tres tintas, para los cuales se examinaron la separación de colores en su diseño y se les advirtió que algunos micropuntos no se veían. Su personal cualificado informó que sí estaban y que saldrían en los clichés; imaginad cuando recibimos los clichés y !he sorpresa! sin micropuntos. Luego nos enteramos de que los micropuntos estaban con filete blanco ya que ellos en la separación de colores pintan los micropuntos cada uno de un color, pero tendrían que saber que la separación blanca para verla en pantalla como costumbre se pone en cool grey, bueno pues si tu mandas a filmar el cool grey no te va a filmar los micropuntos blancos. Se ve que no se leyeron mi entrada anterior.
Para describir el segundo párrafo de su presentación voy a poner un ejemplo: tenemos un diseño que lleva desde octubre dando vueltas por correos electrónicos, puesto que cada vez que nos lo mandan tiene errores y hay que corregirlo. Claro que, si yo corrijo un diseño, por alguna cuestión que entiendo es económica, no usan mi diseño y lo que hacen es retocar el suyo volviendo a cometer errores. De cada paquete de clichés que nos mandan le tenemos que devolver alguno.
Esta semana recibí un paquete de clichés, voy a detallar los problemas de esta última entrega: lo primero la limpieza en los clichés brilla por su ausencia, lo segundo nos habían avisado de que nos mandaban un cliché quemado (bueno esto es un cliché que según ellos se pegó en el horno). Al ir examinado el resto de clichés cuál es nuestra sorpresa cuando nos encontramos que los clichés vienen en el soporte. ¿Qué quiero decir con esto? En mi entrada de manual de preimpresion explico cuál es el proceso para la creación de clichés. Ya sabemos entonces que si a una plancha de fotopolímero no se le dá la suficiente exposición dorsal no se endurece lo suficiente como para que quede polímero cuando haces el grabado y lo que consigues es que el área de impresión se quede directamente sobre el soporte de plástico. Esto supone el problema de que durante el proceso de impresión podría despejarse y desprenderse del soporte.

La mejor presentación de la página de una empresas de preimpresión es la que la propia experiencia ofrece.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *